La defensa del territorio es nuestro legado!

El día de ayer 18 de diciembre cerca de 3000 indígenas Nasas del norte del Cauca nos movilizamos en defensa de nuestro territorio, en rechazo a las amenazas, persecuciones y asesinatos de nuestros líderes, entre ellos el Sat´wesx del resguardo de Huellas Caloto Edwin Dagua, asesinado el viernes 7 de diciembre por actores armados y cobardes que querían callar su voz.
El evento inició con una movilización de las comunidades, que al son de flauta y tambor, arengas, pancartas y pitos caminamos desde el corregimiento El Palo hasta la vereda El Tierrero, por la vía que conduce hasta el municipio de Toribío; esto como una muestra de posicionamiento territorial frente a los actores armados que han pretendido establecerse en esta zona y dónde justamente acabaron con la vida de nuestro compañero.
Durante el camino siempre estuvo nuestro padre sol presente acompañándonos, abrazándonos y recordándonos nuestra razón de existir; el rio Palo, ese que viene directamente desde donde nuestro abuelo el nevado del Wila nos cobijaba con brisas frescas. Pero fue necesario hacer un alto en el camino, justo donde los cobardes asesinaron a Edwin; ahí mientras las kenas y los tambores homenajeaban su espíritu, su lucha y la de la comunidad; Jóvenes, niños y mayores pintaron la bandera de nuestra organización y su nombre, ofrendaron chirrincho y recordaron su legado.

En nuestro camino marchamos frente a la fuerza pública, esa que siempre está cerca de donde caen nuestros comuneros, pero misteriosamente nunca ve nada, nunca sabe nada, nunca investiga nada y como siempre, nunca hace nada; nuestra palabra les revindicó que en el territorio no los queremos, no hacen falta y no los necesitamos.
Es probable que también hayamos caminado y gritado frente a los que mataron a Edwin, es probable que ellos o los “otros cobardes” que también nos disparan hayan estado mirándonos, fotografiándonos, grabándonos, porque sabemos que así funciona la cosa, y el reflejo de eso es no ha pasado un día desde que marchamos y ya tenemos nuevas amenazas, las cabezas de nuestros líderes y las nuestras ya tiene precio en un nuevo panfleto.

Ayer un mayor nos dijo: “Las amenazas vienen del 70, del 80, pero aquí estamos, a otros compañeros los mataron, pero ánimo jóvenes” y eso haremos, jóvenes, niños y comunidad sabemos a lo que nos estamos enfrentando, pero no dejaremos nuestra lucha, seguiremos defendiendo nuestro territorio, ahora más que nunca las balas asesinas y cobardes no nos van a callar, ayer fuimos 3000, mañana podemos ser 20000 porque así de grandees nuestro amor por la tierra.
Como Edwin, han sido muchos más nuestros compañeros asesinados, esta hoja y la siguiente y la siguiente no alcanzaría para nombrarlos a todos los que, por más de 500 años hemos resistido a la persecución, asesinatos e intento de extermino; han sido muchas las generaciones de nuestro pueblo las que han estado condenadas a vivir la guerra, pero no por eso la aceptamos, no por eso vamos a responder de la misma forma, tenemos claro que somos pueblos originarios, tejedores de vida y defensores del territorio.
Escuchemos la declaratoria de los jóvenes del resguardo de Huellas en la audiencia pública.
De la misma forma escuchemos a la Consejera de Derechos Humanos de la ONIC, la mayora Aida Quilcue que leyó en representación de todos y todas la declaratoria de la audiencia pública


Por Tejido de Comunicaciones para la verdad y la vida de la Cxhab Wala Kiwe