UNP desconoce medidas cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos CIDH

Las (127) Autoridades Ancestrales y (10) Pueblos Indígenas filiales al Consejo Regional Indígena del Cauca CRIC-NACIONAL, unidos en apoyo a la convocatoria del Paro Nacional iniciado el 28 de abril de 2021, por los diferentes sectores sociales, gremiales, estudiantiles, obreros, transportadores y otros. Condenamos las declaraciones del señor WILSON DEVIA, Presidente del Sindicato de la Unidad Nacional de Protección UT-UNP, quien el pasado 10 de mayo de 2021, en el programa la noche NTN24 adujo el mal uso de las camionetas del esquema de seguridad asignado a los líderes y que además estos vehículos habrían sido utilizados como escudo de protección en la ciudad de Cali.

Aclaramos que los líderes indígenas son quienes tienen un deber de acompañar, de caminar junto a la comunidad en todos y cada uno de sus procesos, resultando inconcebible para sus comunidades extraerlos de estas dinámicas organizativas propias, labor por la cual, actores violentos buscan poner en riesgo su integridad personal, y por este motivo se ven obligados a contar con esquemas de protección con enfoque diferencial para minimizar el riesgo, pero no suspender su labor.

El día 09 de Mayo de 2021, la comunidad indígena nos encontrábamos en la ciudad de Cali en asamblea dentro de las instalaciones de la Universidad del Valle, cuando fuimos informados del secuestro, por parte de agentes paramilitares  que portaban Camisas Blancas, de una de nuestras Autoridades Indígenas THUTEGNAS-CONSEJERO ZONAL, razón por la cual la comunidad orienta enviar una comisión de comunidad y líderes para  verificar la situación y salvaguardar la vida e integridad de la autoridad víctima del secuestro, quien también es una persona protegida por el Estado Colombiano. Cuando la comisión se disponía a transitar hacia la avenida Cañas Gordas, fueron bloqueados por otro grupo de personas con Camisas Blancas quienes no permitieron el paso y posteriormente atacaron contra la minga con armas de fuego de corto y largo alcance, hiriendo a 12 comuneros indígenas y afectando directamente varios vehículos entre los cuales algunos adscritos a empresas de seguridad que prestan el servicio para la Unidad Nacional de Protección-UNP.

En ningún momento los vehículos y/o hombres de protección han sido utilizados u obligados para realizar actos vandálicos y de terrorismo como se aduce desacertadamente el presidente del sindicato de la UNP, faltando a la verdad, intimidando y profundizando el riesgo de nuestras autoridades, líderes y lideresas indígenas.

Rechazamos y condenamos esas afirmaciones temerarias y aclaramos que el único mecanismo de defensa usado por parte de la comunidad indígena que hacen parte de las manifestaciones, es el dialogo y consensos donde exigimos el respeto de la Vida, la Paz, el Territorio y la Democracia del Pueblo Colombiano.

Estas afirmaciones aunadas a las diferentes acciones que en conjunto pretenden desdibujar el papel de los esquemas con enfoque diferencial, están atentando contra la vida de nuestros líderes y lideresas y pretenden con artimañas el desmonte gradual de los esquemas de protección que son deber del Estado y son quienes generan las condiciones de riesgo. Además, las declaraciones de Carlos Felipe Córdoba Contralor General de la Nación, de medios de comunicación y prensa parcializada, continúan con el ejercicio de estigmatización en contra de los procesos organizativos indígenas, que, en el marco de la Minga Indígena y Paro Nacional, han participado como actores de Paz y Defensores de Derechos de la población manifestante.

Estas conductas por parte de la UNP constituyen una clara vulneración a las medidas cautelares otorgada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos CIDH a favor de líderes, organizaciones y territorios indígenas del Cauca, que le exige al Estado colombiano adoptar las medidas necesarias para garantizar la vida y la integridad de los líderes y lideresas que, en razón al ejercicio de sus actividades políticas, publicas, sociales y humanitarias y a fin de remover la situación de riesgo avocan a la adopción de esquemas de seguridad con enfoque diferencial.

CONSEJO REGIONAL INDIGENA DEL CAUCA CRIC

DIECISEIS (16) DE MAYO DEL 2021