Comunicado Cabildo Pitayó: disparos dejaron como resultado más de 16 jóvenes heridos y dos muertos

TERRITORIO ANCESTRAL NASA DE PITAYÓ.

17 de mayo de 2021.

Comunicado a la opinión pública nacional e internacional.

La autoridad ancestral del territorio nasa de Pitayó, estructura tradicional de carácter especial, en el ejercicio del gobierno propio, fundamentada en la ley 89 de 1890, los artículos 1, 2, 7, 246 y 330 de la constitución política de 1991, la ley 21 de 1991 que ratifica el convenio 169 de la OIT y demás disposiciones jurídicas que protegen nuestros pueblos indígenas milenarios. Comunicamos y denunciamos a la opinión pública.

En el marco del paro nacional, la ciudadanía y la juventud que se manifiesta de manera pacífica a lo largo y ancho del país ante las políticas nocivas para el pueblo colombiano, ha recibido una fuerte represión como única respuesta del actual gobierno nacional, a través de la violencia desproporcionada por parte la fuerza pública en diferentes partes del país, dejando heridos, desaparecidos y muertos.

El día domingo 16 de mayo de 2021 en horas de la tarde en el municipio de Yumbo cuando la ciudadanía y la juventud se manifestaban en contra de este gobierno indolente, el joven JHON ALEXANDER CHAGÜENDO YOTENGO de 22 años de edad, en compañía de sus amigos protestaban en el marco del paro nacional en uno de los puntos de resistencia de este municipio valle caucano. Esta manifestación es reprimida por la Policía Nacional de manera sorpresiva, desproporcionada y violenta, intentando callar las voces de la juventud que hoy se resisten en las calles. La fuerza pública al ver que la ciudadanía seguía protestando arremete violentamente con gases lacrimógenos y disparos indiscriminados que hieren la multitud. Estos disparos dejaron como resultado más de 16 jóvenes heridos y dos muertos.

Es así como las balas asesinas que activo la fuerza pública impactaron contra la integridad de JHON ALEXANDER CHAGUENDO YOTENGO, impactado por dos balas que fueron letales para terminar con su vida, para terminar con la esperanza, sueños e ilusiones de un joven de 22 años que quería un futuro diferente y que se destacaba por su responsabilidad para velar por su familia.

Como autoridad tradicional y jueces naturales rechazamos rotundamente este atentado contra la vida como derecho fundamental, un atentado que afecta el tejido de la familia y de la comunidad, vulnerándole a nuestros jóvenes un mundo diferente al de la guerra, reprimiendo sus ganas de un futuro mejor.

Porque nuestros muertos no pueden llamarse muertos, hoy JHON ALEXANDER se convierte en semilla de esperanza y fortaleza para un pueblo que sigue siendo explotado y oprimido. Se convierte en la esperanza de miles de jóvenes que han salido a las calles indignados frente a políticas nocivas no solo para los indígenas sino para todo el país.

La vida de JHON ALEXANDER es una de las tantas que arrebata la policía nacional en el marco de este paro nacional. Es un acto más de la cobardía y la insensatez del gobierno para dar una respuesta social a quienes hoy la exigen de manera pacífica.  La respuesta violenta del gobierno nacional es una muestra más de la incapacidad para resolver los problemas estructurales y que aumenta el riesgo y sigue dejando más víctimas como única respuesta del presidente Ivan Duque.

Desde el sentir de la comunidad, de la familia y la autoridad tradicional hacemos un llamado a todos los organismos de control del nivel internacional y nacional para que estos hechos no queden impunes, ya que es una víctima más de la represión militar a la protesta social. Exigimos a las diferentes organizaciones indígenas, a organizaciones de DDHH y a la fiscalía general de la nación que las investigaciones se lleven a cabo de manera rápida y oportuna, que la vida que han entregado nuestros jóvenes no pueden ser casos que se guarden en la impunidad. Exigimos la verdad y que los responsables también sean sancionados.

Esperamos a nuestro joven comunero en su regreso a su comunidad para su siembra, lo recibimos como uno de los héroes que defendió hasta el final la lucha social de miles de colombianos que salen a las calles a exigir sus derechos. JHON ALEXANDER CHAGUENDO YOTENGO será un icono, un símbolo para las nuevas generaciones, que caminará junto a su comunidad y familia en cada palabra, en cada acción y en nuestros corazones siempre estará.

A toda la familia de JOHN ALEXANDER comunero de la vereda piedra del santo Pitayó, expresamos nuestra solidaridad y voz de aliento, prestos como autoridad a colaborar en todo lo que se requiera. Aunque las palabras no puedan remediar esta irreparable pérdida estamos aquí como comunidad unidos dando nuestra voz de fortaleza y apoyo.

Autoridad tradicional de Pitayó 2021.